martes, 11 de abril de 2017

LA EFEMÉRIDE DEL DÍA DE HOY 11 DE ABRIL

11 de abril 1861: Por ley de esta fecha, se moderan las medidas que se tomaron contra los oficiales sublevados el año 1857. 


11 de abril 1868: Entra en servicio el dique flotante fondeado en la boca del río Itaya, el cual, debido a la ruptura de una de sus bombas, se hunde.


11 de abril 1924: Se aprueba el contrato con la Electric Boat Company, de Estados Unidos, para la construcción de submarinos, torpedos automóviles y una base naval en la isla de San Lorenzo. 


11 de abril 1927: Se declara el distrito de Ancón “Distrito Naval Militar”, bajo la autoridad de un jefe de Marina que tendrá el título de Jefe Naval Militar y las atribuciones de capitán de puerto y jefe de policía. 

Resultado de imagen para ancón peru FOTOS ANTIGUAS



Desde Cervantes Saavedra
hasta los Vásquez de Velasco.
Conexiones y relaciones de
parentesco en la Armada
Peruana, siglos XVI-XXI


“En puridad de verdad, la memoria significa para el individuo lo que la

herencia para la especie y la tradición para el Estado […] el absurdo
desdén de lo pasado, en personas e instituciones, constituye la negación
suicida […] El que no recuerda, se degrada de la condición humana,
porque no aprecia, ni comprende, ni siente, ni prevé”.
José de la Riva-Agüero y Osma, 1943.



Teniente Primero Michel Laguerre Kleimann

Licenciado en Ciencias Marítimas y Navales, Escuela Naval del Perú (2006). Calificado en Ingeniería Electrónica(2008). Magíster en Historia por la Pontificia Universidad Católica del Perú (2014). Miembro Asociado del Corbett Centre for Maritime Policy Studies del King’s College-London (2016). Miembro colaborador del Centro de Estudios Estratégicos Marítimos (CEEM) del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú (2016). Coautor con el doctor Héctor López Martínez del libro Tres héroes navales lambayecanos (2014). Autor del libro El
Oncenio y el desarrollo de la Armada Peruana (1919-1930) (2015). Ha escrito como colaborador en los diarios El Comercio, Correo y La República, así como en los diarios digitales Lucidez y Político.Pe. Del mismo modo en el informativo Punto.Edu de la PUCP. Ha escrito artículos en la Revista de Marina, en la Revista del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, en la revista Derroteros de la Mar del Sur y en el Boletín del Instituto Riva-Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú (BIRA).

RESUMEN

El estudio de las conexiones de grupo y relaciones de parentesco de los miembros de la Armada peruana evidencian amplias y longevas conexiones que dieron forma a la Institución naval, así como los cambios que
estas pueden estar experimentando en la actualidad.
De hecho, los enlaces entre descendientes de los incas
con la élite social virreinal originaron aquella “síntesis
viviente” también dentro de institución naval. En esta
oportunidad, la conexión empieza con Andrea de
Cervantes Saavedra.


PALABRAS CLAVEFernando de Castro Bolaños, Vásquez de Velasco, deLavalle Zugasti, Tudela, genealogía.

ABSTRACTThe study of the group connections and family tiesof the members of the peruvian Navy show wide andlong-standing bonds that gave shape to the NavalInstitution, as well as the changes that these canbe experiencing nowadays. In fact, the ties amongdescendants of the Incas with the social elite of theviceroyalty also originated that “living synthesis” insidethe naval institution. In this opportunity, the connectionstarts with Andrea de Cervantes Saavedra.

KEYWORDSFernando de Castro Bolaños, Vásquez de Velasco, deLavalle Zugasti, Tudela, genealogy.

* Artículo recibido el 26 de noviembre de 2016, aprobado para su publicación el 29 de noviembre de 2016.

INTRODUCCION

Paul Rizo-Patrón Boylan sostuvo que la genealogía se encarga de “establecer el parentesco entre familias y el origen, descendencia y alianzas de las mismas”. En el caso peruano y, específicamente, el de la Marina de Guerra del Perú, se presentó una realidad humana que transitó desde un entorno jurídico y administrativo virreinal hacia una visión republicana de la vida en comunidad que mantuvo muchos aspectos del antiguo régimen y ocasionó, sin lugar a dudas, fricciones y hasta contradicciones sociales propias de empresas humanas. El caso de Juana del Valle y de la Riestra, hija del malagueño Antonio María del Valle y Seijas, realista digno de la orden de San Hermenegildo, pero esposa del vicealmirante Martín Jorge Guise, debió ser uno de ellos.

Muchos de los miembros de la élite virreinal (españoles y criollos) que se quedaron en el Perú republicano mantuvieron sus privilegios y aspiraciones de grupo que se remontaban a generaciones atrás. El capitán de fragata e historiador Fernando Romero Pintado sostuvo que estos se encontraron dentro de la organización naval durante el siglo XIX:

Mas puede afirmarse que en la Marina no había oficiales cuyos hogares hubieran pertenecido a la clase trabajadora y que, en cambio, a partir de Vivanco y siguiendo con Castilla, Echenique, San Román, Prado, Balta y Pardo y Lavalle, presidentes todos del Perú, cuando no hubo un oficial que fuera su hijo, no faltó un hermano, o un sobrino; y que se dieron los casos de dos y hasta tres miembros de las familias de hombres que pertenecían al pequeño grupo dirigente nacional por su ancestro, su riqueza, su destacada posición intelectual o su importante peso político: Alayza, Aljovín,
Alzamora, Aramburú, Astete, Balta, Benavides, Castañeda, Coronel Zegarra, Castilla, Canevaro, Corpancho, del Portal, de la Fuente, de la Guerra, de la Quintana, Elcorrobarrutia, Ferreyros, Freyre, García y García, Iturregui, Lavalle, Mariátegui, Ortiz de Zevallos, Oyague, Paz Soldán, Palacios, Pardo Lavalle, Pardo de Zela, Porras, Pedemonte, Riva Agüero, Raygada, Salaverry, San Román, Sanz, Távara, Terry, Tizón, Torre Ugarte, Tristán, Tudela, Torrico, Ulloa, Valle Riestra, Vásquez de Velasco, Vidal, Zavala.

Miguel de Cervantes Saavedra.
Álvaro de Mendaña.









En el presente artículo se tiene la intención de presentar una relación de parentesco, no exclusivamente sanguínea, que se inicia con Miguel de Cervantes Saavedra y que se conecta en la actualidad con la Armada peruana a través de la familia Vásquez de Velasco.

Si bien para algunos podría parecer forzada esta conexión, lo cierto es que existe, y que, más que la sangre, lo que une y separa son las ideas que generan la cosmovisión propia de cada individuo o institución. Por ello, cada persona, si bien es considerada como única, tiene un poco de todos los que lo antecedieron (familia, grupo social) y de sus contemporáneos.

Siendo la Marina de Guerra una institución de orígenes virreinales (1580, aproximadamente,cuando se establece la Armada de la Mar del Sur, antecesora de la Real Armada, base orgánica de la republicana y actual), qué mejor objeto de estudio sobre el efecto de estas consideraciones que confirmarían en parte lo mencionado por Romero Pintado.

Andrea de Cervantes Saavedra

Más allá del hecho de que Miguel de Cervantes Saavedra haya pertenecido al Tercio de la Armada al mando de Lope de Figueroa, de su relación con Juan de Avendaño Juan Dávalos de Ribera, Sancho de Ribera y Bravo de Lagunas, de las similitudes entre las cartas de Vaca de Castro con las de Sancho Panza, fue su hermana Andrea la que creó este vínculo de parentesco.

Viuda en primeras nupcias de Nicolás de Ovando y en segundas del italiano Santos Ambrosi, contrajo tercer matrimonio hacia 1590 con el general D. Álvaro de Mendaña, de estirpe gallega, homónimo y pariente próximo del célebre navegante, sobrino del gobernador del Perú D. Lope García de Castro. Nuestro adelantado Mendaña, el descubridor de las islas de Salomón y de las Marquesas, el cercano deudo del marido de doña Andrea, fue casado con la heroica doña Isabel Barreto, la cual, a su vez, viuda del adelantado, fue la primera mujer del general del Callao y de la Mar del Sur D. Fernando de Castro Bolaños y Rivadeneyra, que era de la casa y sangre del último y más eficaz protector de Miguel de Cervantes, del magnate cuyo nombre patrocinó la segunda parte del Quijote, las Novelas ejemplares, las Comedias y el Persiles.

En la genealogía de los Ovando que escribe Luis Astrana Marín en su libro Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra (1948-1958), Nicolás de Ovando, “amante de doña Andrea de Cervantes”, fue sobrino bisnieto de Nicolás de Ovando, gobernador de la isla Española, muerto sin sucesión, uno de cuyos hermanos fue Francisco de Ovando, el Viejo, quien tuvo un sobrino de su hermano Diego, llamado Francisco, quien a su vez tuvo entre sus hijos a su homónimo, oriundo de Cáceres, “antiguo y noble solar de los Ovando”. En este lugar nació Francisco José de Ovando y Solís, marqués de Ovando, comandante
de la flota española del Pacífico y habitante de Lima durante el terremoto y tsunami de 1746.
Sobre “nuestro” Mendaña, lideró dos expediciones al oeste del Pacífico en 1567-1569 y 1595-1596, en las cuales descubrió las islas mencionadas por José de la Riva-Agüero. Estas fueron de las primeras expediciones que zarparon desde el Callao buscando continuar con la obra de los conquistadores y exploradores como el mismo Francisco Pizarro y Vasco Núñez de Balboa.

José de la Riva-Agüero sostuvo que Fernando de Castro Bolaños y Rivadeneyra, hijo de “Alvar González de Rivadeneyra, Señor del Castillo de Torres, y de doña Beatriz de Castro Bolaños Pimentel y Pardo de Haro [...], tras el asesinato del gobernador D. Gomes Paes por los chinos insurrectos, su hijo y sucesor Luis das Mariñas lo envió como embajador a Cantón y a Chincheo para obtener la entrega de los culpables y la restitución del estandarte real y el botín. Comocabo de la nave San Felipe llegó a Méjico. El virrey de Nueva España, D. Luis de Velasco, lo nombró general de la carrera entre Acapulco y Manila, alto empleo
que ejerció entre 1590 y 1600”.

Antonio de Morga, gobernador de Filipinas, nombró a Castro Bolaños para que atendiese a los sobrevivientes de la expedición de Álvaro de Mendaña, lo que originó el matrimonio con la viuda de este, Isabel Barreto.

Al enviudar en España, retornó al Perú en los tiempos del marqués de Guadalcázar (Diego Fernández de Córdova y Melgarejo, 1622-1629) “ejerciendo la gobernación militar del Callao y la anexa generalía [sic] de la Mar del Sur, que era el segundo puesto del Virreinato”, donde casó con Sancha de Ribera y Verdugo, hija del “poeta muy elogiado por Cervantes”, Sancho de Ribera y Bravo de Lagunas, hijo, a su vez, de Nicolás de Ribera, el Mozo.

Peter Bradley lo ubica como el segundo del conde de Chinchón, como su teniente de capitán general de mar y tierra con autoridad sobre la caballería y tropas de la guarnición del Callao.

Tuvo como bisnieto a Sancho de Castro Isásaga, casado con María Ambrosia Jiménez de Lobatón Sánchez de Azaña Palacios y Llano Valdez, quien en segundas nupcias lo hizo con Nicolás Felipe de Ontañón y Lastra, caballero de la orden de Santiago y primer conde de Las Lagunas, natural de San Francisco de Quito. De esta rama vienen los oficiales de marina Pablo Pedro, Pedro Vicente (¿?) y Antonio Vásquez de Velasco y Ontañón, quienes a su vez son ascendientes de Nicolás Vásquez de Velasco y Morales, oficial de marina y cónsul en Quito en 1871.


Armas de la Casa de Vásquez de Velasco

Los Vásquez deVelasco y Ontañón y sudescendencia


El general José Joaquín Francisco Ventura Vásquez de Velasco y Tello nació en Lima el 3 de julio de 1698 y fue bautizado el 23 del mismo mes.
Fue caballero de Calatrava y corregidor de Tarma. Se casó con Gabriela Bernaldo de Quirós y Azaña Valdés.

Tuvo nueve hijos, entre quienes se encontraron Pablo Felipe Joseph Vásquez de Velasco y Bernaldo de Quirós, Andrés quien nació en Lima
el 22 de agosto de 1732, y Pedro Pascual, nacido en Lima el 22 de octubre de 1729. Este último fue el primer conde de San Antonio de Vista Alegre, en 1771.



El maestre de campo Pablo Felipe Joseph Vásquez de Velasco y Bernaldo de Quirós fue poseedor del mayorazgo de Tello, actualmente Cerro de Pasco.

Casó en Lima el 26 de mayo de 1757 con Nicolasa de Ontañón y Valverde, tercera condesa de Las Lagunas. Nicolasa fue hija única de Simón de Ontañón y Jiménez de Lobatón, segundo conde de Las Lagunas, y de Josefa Valverde Ampuero y CostillaFue nieta de Nicolás Felipe de Ontañón y Lastra, “caballero de la Orden de Santiago, primer Conde de Las Lagunas [...] y de María Ambrosia Jiménez de Lobatón y Azaña Palacios [...] viuda de don Sancho de Castro Isásaga y Tello de Sotomayorseñor de Valero”.

Lo peculiar de esta rama es que entronca con la realeza incaica, confirmando la “síntesis viviente” postulada por Víctor Andrés Belaunde, la cual abarcó todas las ramificaciones sociales y profesionales tanto de la sociedad virreinal como de la posterior republicana. De hecho, Josefa Valverde Ampuero y Costilla fue hija de Francisco Tomás de Valverde y Ampuero, casado con Constanza Costilla y Mioño. Francisco Tomás fue bisnieto materno de Vicente de Ampuero y Ampuero, casado con Jerónima de Dávalos de Ribera. Vicente fue tataranieto paterno de Quispe Sisa Inés Huaylas Yupanqui, hija del inca Huayna Cápac, y casada con Francisco de Ampuero y Cocas, quienes tuvieron como hijo a Martín de Ampuero y Yupanqui Inga.

Del matrimonio de Pablo Felipe Joseph Vásquez de Velasco y Bernaldo de
Quirós con Nicolasa de Ontañón y Valverde tuvieron 12 hijos, entre los que


se encuentran: José Juan, Domingo, Simón Jacobo (nacido en Lima el 28 de noviembre de 1773), Thomas Juan de Dios (nacido en Lima el 6 de febrero de 1775), Pablo Pedro (nacido en Lima el 28 de junio de 1779), Antonio Severino (nacido en Lima el 21 de febrero de 1781) y Joseph María (nacido el 11 de mayo de 1784).

Pablo Pedro Vásquez de Velasco y Ontañón entró a la Real Armada el 18 de febrero de 1789 como “guardiamarina. Pasó después a teniente de fragata y oficial de órdenes del Apostadero del Callao y Lima. Casó con doña [...] [María] Bermúdez”.

Gracias al catálogo de pruebas de caballeros aspirantes a la Real Compañía de Guardias Marinas16 y Colegio Naval que se conserva en la Biblioteca Central de Marina, puede observarse que Pablo Pedro no fue el único de la familia que ingresó a la Armada.

Al realizar el contraste entre los datos consignados, aparece lo siguiente: con el número 2.479 “Pedro Vásquez de Velasco y Ontañón, Lima, 1773 [...] se le formó asiento el 19 de febrero de 1789”, tal cual se consigna en su retrato. 

Con el número 2.674 “Pedro Pablo Vásquez de Velasco y Ontañón, Los Reyes, 1779 [...] Declaraciones testificales en Los Reyes acreditan ser hermano del aspirante don Pedro Vicente Vásquez de Velasco, caballero guardiamarina. Incoa esta información la condesa de Las Lagunas, al manifestar que a sus citados hijos “ha conseguido entregarlos al servicio del rey en cualidad de Aventurero en las fragatas de Su Magestad [sic] nombradas Santa Gertrudis, que hoy se halla en el puerto del Callao”. Se le formó asiento el 11 de diciembre de 1794, previa dispensa de edad. Don Pedro Vicente es el número 2.479 de este catálogo”.

Se puede estar seguro de que Pedro Pablo se embarcó en el Callao entre agosto de 1793 y marzo de 1794, y que estuvo bajo las órdenes del ilustre marino Alejandro Malaspina, caballero de San Juan. En agosto de 1793, la Santa Gertrudis arribó de su viaje a San Blas, donde estuvo por un tiempo bajo las órdenes.

del capitán de navío Francisco de la Bodega y Quadra, encargado de solucionar con Gran Bretaña el impasse producido en Nutka. “A principios de marzo de 1794 la Santa Gertrudis zarpó llevando a bordo tres millones de pesos en plata y un millón en oro, y escoltando a los mercantes [...] llegaron al Río de la Plata en mayo, reuniéndose en dicho puerto con las corbetas Descubierta y Atrevida. Al mando del capitán de navío [Alejandro] Malaspina, a fines de junio las referidas naves [...] zarparon en demanda de Cádiz, a donde arribaron sin mayores contratiempos el 21 de setiembre de 1794.

Con el número 2.712 “Antonio Vásquez de Velasco y Ontañón, Los Reyes, 1781 [...] Declaraciones testificales en Los Reyes acreditan ser hermano del aspirante don Pedro Vicente Vásquez de Velasco, caballero guardiamarina. En la partida bautismal de don Antonio aparece como padrino suyo su tío el señor don Pedro Básquez [sic] de Velasco, conde de San Antonio de Vista Alegre, caballero de Alcántara [...] Se le formó asiento el 5 de noviembre de 1795”.

En otras palabras, serían tres los hijos de la familia Vásquez de Velasco y Ontañón quienes optaron por la carrera naval. Sin embargo, se aprecia una confusión entre los datos consignados al nacido el 28 de noviembre de 1773. Para Ferdinand de Trazegnies y Maeck, fue Simón Jacobo, mientras que para el catálogo de pruebas fue Pedro Vicente. No existe este nombre (Pedro Vicente) entre los hijos conformados por la familia Vásquez de Velasco y Ontañón mencionados en la revista Histórica, tomo XVI, de 1943.

Pedro Vicente (nacido en 1773) aparece en el catálogo como que asentó plaza de guardiamarina el 19 de febrero de 1789, el mismo año y un día de diferencia que Trazegnies consigna a Pablo Pedro (nacido en 1779). El Pedro Vicente del catálogo tendría 16 años de edad a su ingreso, mientras que Pablo Pedro, 10 años de edad.

El catálogo menciona como padre de los tres a Pablo Vásquez de Velasco y Bernaldo de Quirós, conde consorte de Las Lagunas, nacido en Los Reyes en 1723. Sin embargo, llama la atención en lo que respecta a los datos de la madre: Pedro [Vicente] Vásquez de Velasco y Ontañón figura ser hijo de María Ontañón, condesa de Las Lagunas, nacida en Cusco en 1740, hija de “Simón de Ontañón y Lastra, conde de Las Lagunas [...] y Josefa Francisca de Valverde [...], [como segundos abuelos] M. de Ontañón y María Ximénez de Lobatón y Azaña [...]. Lo cierto en este caso es que María Ontañón fue hija de Simón de Ontañón y Jiménez de Lobatón,


hijo a su vez de Nicolás Felipe de Ontañón y Lastra, I conde de Las Lagunas, casado con María Jiménez de Lobatón y Azaña Palacios, viuda de Sancho de Castro Izázaga23. El error aparece en el segundo apellido de Simón, en el catálogo.
Pedro Pablo tiene como madre a “María Ontañón y Valverde, condesa de Las Lagunas”, y Antonio a: “María de Ontañón Jiménez Lobatón, condesa de la Laguna” [sic], lo que podría indicar para el caso de la madre de Antonio que se refiere al nombre de alguna tía abuela, que no se ha comprobado que exista. Pueda ser que, como usanza de la época, se escribiera el apellido completo del padre de Nicolasa y figurar el de Ontañón Jiménez de Lobatón, lo cual coincide con el título de III condesa de Las Lagunas, que heredó de su padre, el II conde de las Lagunas, al ser su única hija.
Sobre el nombre Nicolasa, algunas fuentes lo consignan como María Nicolasa, posiblemente en memoria de sus abuelos paternos, Nicolás de Ontañón y Lastra y María Jiménez de Lobatón y Azaña Palacios, los segundos abuelos maternos de los Vásquez de Velasco de Ontañón.
En 1815 se menciona al teniente de navío en situación de retiro Pedro Vásquez de Velasco como uno de los colaboradores en el apostadero del Callao, quien a su vez tuvo un incidente informado por José Pascual de Vivero. Pablo Pedro Vásquez de Velasco y Ontañón, casado con María Bermúdez, tuvo como hijo a “Pedro Vicente Vásquez de Velasco y Bermúdez, capitán de fragata



de la Armada Nacional, quien casó con doña Francisca Tomasa de Morales Rivas, hija de don Tomás José de Morales y Ugalde”. Francisca Tomasa tuvoentre sus tíos a José Morales Ugalde, “empleado de la secretaría del virrey Abascal [...] y en la República fue, en 1827, ministro de Hacienda y antes enviado extraordinario en Méjico”30,31. En tiempos del bailío Frey Francisco Gil de Taboada Lemos y Villamarín, fue oficial mayor 5.° de la Contaduría General de Tributos.
Entre sus siete hijos estuvieron: Nicolás Tiburcio Vásquez de Velasco y Morales (nacido en Lima el 14 de abril de 1832), Pedro Gerónimo (nacido el 20 de setiembre de 1840) y Arístides (nacido en Lima el 27 de enero de 1848). Este último se casó con María Vásquez de Velasco y Fernández de Paredes, hija de Gaspar Vásquez de Velasco y de la Puente, quinto conde de Las Lagunas, y de Jacinta Fernández de Paredes.
Del matrimonio de Arístides con su prima María Vásquez de Velasco y Fernández de Paredes nació, entre otros, María Rosa Vásquez de Velasco y Vásquez de Velasco, casada con el doctor Carlos Granda y San Bartolomé, quienes tuvieron entre sus hijos a María Rosa Granda Vásquez de Velasco quien casó el 18 de febrero de 1934 con Ferdinand de Trazegnies, natural de Bruselas. Entre los hijos de este matrimonio se encuentra Ferdinand Carlos Leopold de Trazegnies Granda, nacido en Lima el 3 de setiembre de 1935, actual IV marqués de Torrebermeja y V conde de Las Lagunas. Fue ministro de Relaciones Exteriores del Perú y logró firmar la paz definitiva con Ecuador.
El 24 de abril de 1862 Ramón Castilla firmó la cédula de licencia indefinida delalférez de fragata Nicolás Tiburcio Vásquez de Velasco. Había ingresado como guardiamarina el 18 de marzo de 1852 y obtuvo la clase efectiva de alférez de fragata el 27 de abril de 1854.
Se lo encuentra como cónsul del Perú en Quito y secretario de la Legación (1872), luego como encargado de la Legación (1877-1878) y cónsul del Perú en Quito.

















Entre los pocos papeles que se encuentran en su legajo como oficial de la Armada peruana, se encuentra un testimonio de supervivencia firmado en Quito el 19 de marzo de 1898 por el ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Rafael Gómez de la Torre, en el cual sostenía que vivía en Quito “desde hace varios años”.

El mismo día, Nicolás envió una solicitud al ministro de Guerra y Marina del Perú para permanecer dos años más en Quito, con el fin de “reparar mi salud quebrantada como para gestionar sobre derechos de familia”. Dejó a su hermano menor Arístides los poderes para cobrar “las pensiones devengadas como para las que en adelante devengare”.
Al 28 de abril del mismo año, Nicolás Vásquez de Velasco no figuraba en el Escalafón de la Marina. Esto fue dado a conocer por su hermano al director de Marina, al solicitarle “se mande inscribir en los respectivos cuadernos de pago y en el Escalafón de la Armada con la clase que legítimamente le corresponde”.

El capitán de fragata Honorato Tizón de la Mayoría de Órdenes creyó que tal hecho se debió a “haber estado ausente, desde hace algunos años, en el extranjero [sic], sin la autorización debida”.

Ante este hecho, el 7 de julio, Arístides elevó la solicitud de reinscripción en el Escalafón de la Armada y reconoció que su hermano “no ha tenido permiso del Supremo Gobierno ó, á, lo menos no lo ha presentado, ha perdido su derecho a la pensión que gozaba”41. La respuesta fue negativa.

Siglo XX

Revisando la lista de ingresos a la Armada durante el siglo pasado, puede apreciarse que hubo algunos Vásquez de Velasco, especialmente por la línea materna. Es así que sumariamente tenemos a:

• Juan F. Navarro Vásquez de Velasco ingresó en 1935 a la Escuela Naval del Perú.
• Carlos Seminario Vásquez de Velasco ingresó en 1944 al servicio militar como marinero.
• Luis Adolfo Bardales Vásquez de Velasco ingresó en 1954 a la Escuela Naval del Perú.
• Óscar Bardales Vásquez de Velasco ingresó en 1955 a la Escuela Naval del Perú.
• Ricardo Menéndez Vásquez de Velasco ingresó en 1955 a la Escuela Naval del Perú.
• Ricardo Escobar Vásquez de Velasco ingresó en 1990 a la Escuela Naval del Perú.

Como dato complementario de la relación de parentesco de esta familia con la institución naval, el contralmirante de la Armada peruana en situación de

retiro Fernando Guillermo Grau Umlauff (nacido en 1941), bisnieto del Gran Almirante del Perú Miguel Grau Seminario, es casado con Rosalía Vásquez de Velasco Ganoza, hija del ingeniero Germán Vásquez de Velasco y Plücker y de Fortunata Ganoza y de la Puente, nieta paterna de Jorge Teodoro Vásquez de Velasco y Vásquez de Velasco (hermano de María Rosa), casado con Rosalía Plücker y de la Puente, bisnieta paterna de María Vásquez de Velasco y Fernández de Paredes, casada con su primo Arístides Vásquez de Velasco y Morales (hermano de Nicolás Tiburcio).

De este matrimonio nacieron Rosalía Marina Elvira Grau Vásquez de Velasco (31 de octubre de 1966), Patricia (27 de febrero de 1968), Giselle (19 de enero 1970) y Fernando (23 de junio de 1972).

Conclusiones

La Marina de Guerra del Perú es una institución que guarda en su historia humana una intrincada y amplia red genealógica que se extiende principalmente desde finales del siglo XVI hasta la actualidad, y cuyo estudio permite conocer conexiones familiares y su vigencia a través del tiempo, que incluye transversalmente al autor del Quijote.

De este modo, se confirma la antigua e íntima relación social-cultural entre España y el Perú a través de su Armada, producto natural de la “síntesis viviente” generada durante el Virreinato y que abarcó a las diversas organizaciones y profesiones donde los criollos se desenvolvieron.

El caso de la familia Vásquez de Velasco y su relación con la Armada sirve de “bisagra” y de evidencia de que esta última estuvo conformada por oficiales que pertenecieron a la élite social y económica virreinal, tal cual lo mencionó Fernando Romero Pintado, y que tuvieron actuación en diversos acontecimientos resaltantes de la historia diplomática, naval y marítima conectada al Perú. De hecho, los apellidos Cervantes Saavedra, Mendaña, Castro Bolaños, Cabero, Grau, Tudela, Lavalle, Vásquez de Velasco, Cortés, Pardo, entre otros, se entrelazan a través de familias y diversos grados de parentesco que tuvieron como denominador esporádico, pero común, el uniforme naval de la Armada de la Mar del Sur, la Real Armada y la Armada Peruana, tres organizaciones que representan la continuidad humana que provee de perspectiva y riqueza histórica a sus herederos.


Todavía falta ampliar los estudios sociales de los hombres que lideraron a la institución naval durante los años del Virreinato y la República. El conocer “quién fue quién” ayudará a comprender posturas y acciones ideológicas-prácticas relacionadas con la evolución y el perfil institucional.

Teniente primero Hernando Tudela y Lavalle (Archivo Histórico de Marina).


BIOGRAFIA


• Astrana Marín, Luis. Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra. Madrid: Instituto Editorial Reus.1948-1958.
• Bradley , Peter T. Spain and the Defence of Peru, 1579-1700. Royal Reluctance and Colonial Self-Reliance. Lulu. com. 2009.
• Cervera Pery , José. La formación de un educador: El marqués de la Victoria y la Real Compañías de Guardiamarinas. En: Cuadernos Monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 1996. Nro. 28,pp. 51-58.
• Feal Vásquez, Juan. Miguel de Cervantes, Infante de Marina. En el 400 aniversario de su muerte. En: Boletín Informativo para personal de la Armada-BIP. Madrid: Servicio de Publicaciones de la Armada, 2016. pp. 38-41.
• Grau Umlauff , Fernando. Entorno familiar de Miguel Grau Seminario. (Discurso de incorporación como Miembro de número del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú). Lima, 20 de febrero de 2014.
• Laguerre Kleimann , Michel. El testamento del vicealmirante Martin Jorge Guise. En: Boletín del Instituto Riva-Aguero, 2014, pp. 277-296.
• Lohmann Villena, Guillermo. Los americanos en las órdenes nobiliarias (tomo II). Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 1993.
• Mendiburu, Manuel de. Diccionario histórico-biográfico del Perú. (Tomo VI y VIII). Lima: Imprenta Gil. 1933-1934.
• Milla Batres , Carlos (Ed.) Enciclopedia biográfica e histórica del Perú.- Siglos XIX-XX. (Tomo VI). Lima: Editorial Carlos Milla Batres. 1994.
• Ortiz Sotelo , Jorge. Ex cadetes navales del Perú. Lima: Asociación de Ex Cadetes Navales del Perú. 1982.
• Ortiz Sotelo , Jorge. Lazos de sangre. La familia Cortés en Perú y Chile (siglos XVII al XX). Lima: Instituto Peruano de Economía y Política, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Universidad Bernardo O’Higgins. 2013.
• Ortiz Sotelo , Jorge. La Real Armada en el Pacífico Sur. El Apostadero Naval del Callao, 1746-1824. México: D.F.: Bonilla Artigas Editores y Universidad Nacional Autónoma de México. 2015.
• Piérola , Nicolás de. Calendario y guía de forasteros de Lima para el año bisiesto de 1828. Lima: Imprenta de la Instrucción Primaria. 1827.
• Porras Barrenechea, Raúl. Cervantes y el Perú. 1945. [Consulta: 19 de diciembre de 2016]. Disponible en: http://cvc.cervantes.es/literatura/quijote_america/peru/porras.htm.
• Puente Candamo , José Agustín de la. La Independencia.- 1790 a 1826. En: Historia Marítima del Perú (tomo V, vol. 1). Lima: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú. 1981.
• Riva -Agüero y Osma , José de. “Don Fernando de Castro Bolaños y Rivadeneyra, Gobernador del Callao y General de la Mar del Sur a principios del siglo XVII, y su descendencia en el Perú”. Primer Congreso de Genealogía y Heráldica (tomo II). Madrid: Compañía Ibero-Americana de Publicaciones. 1930.
• Riva -Agüero y Osma , José de la. 1963. [Consulta: 19 de diciembre de 2016]. Disponible en: http://cvc.cervantes.es/literatura/quijote_america/peru/riva.htm.
• Rizo -Patrón Boylan , Paul. De la genealogía a la prosopografía: de los estudios de Riva-Agüero a nuestros días. En: Boletín del Instituto Riva-Agüero, 1996. pp. 353-363.
• Romero Pintado , Fernando. La República-1850 a 1870. En: Historia Marítima del Perú (tomo VIII, vol. 1). Lima: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú. 1984.

miércoles, 5 de abril de 2017



LA EFEMÉRIDE DE HOY 5 DE ABRIL


5 de abril 1823: En el marco de la guerra de la Emancipación, el almirante Martín Jorge Guise se hace a la mar con la Protector, la Castelli y la Limeña, a fin de hacer efectivo el bloqueo de los puertos del sur, dirigiéndose inicialmente hacia Pisco. 


5 de Abril 1879: Chile declara la guerra al Perú. Desde el 6 de febrero de 1873 el Perú se encontraba unido a Bolivia por el llamado “Tratado de Alianza Secreta” que nos conduce primero a un grave conflicto diplomático con Chile y finalmente a la guerra. El 14 de febrero de 1879 Chile desembarca en Antofagasta, puerto boliviano, un poderoso ejército, declarando que reivindica dicho territorio a su nacionalidad. El Perú envía a Chile al doctor José A. Lavalle –“Misión Lavalle”– en calidad de mediador entre ambos países. Lavalle fracasa a pesar de sus denodados esfuerzos por evitar la guerra. 





martes, 4 de abril de 2017


LA EFEMÉRIDE DE HOY 4 DE ABRIL


4 de abril 1865: Arriba al Callao la corbeta América, comandada por el capitán de corbeta Juan Pardo de Zela. 


4 de abril 1921: Se crea la Escuela de Especialidades para el personal subalterno de la Armada. Funcionará como dependencia de la Escuela Naval. 

4 de abril 2001: En ceremonia en el Muelle de Submarinos de la Base Naval del Callao, después de 48 años de servicio, pasa a la situación de baja el submarino BAP Abtao

Resultado de imagen para bap abtao

jueves, 30 de marzo de 2017


Nuestro distinguido Miembro de Número y autor de dos de los tomos de la Historia Marítima del Perú, doctor Héctor López Martínez, presenta sus condolencias por la lamentable pérdida de uno de los más conspicuos miembros de número, R. P. Armando Nieto Vélez, S. J.

Lima, 29 de marzo de 2017

Señor Contralmirante
Raúl Parra Maza
Presidente del Instituto de Estudios Histórico Marítimos del Perú
Presente.-

Estimado señor Presidente:
En esta hora de dolor por la partida definitiva de nuestro amigo Armando Nieto Vélez, quisiera referirme muy sucintamente al importantísimo papel que jugó Armando desde los días iniciales de nuestro Instituto del cual fui su primer Secretario Académico teniendo la suerte de compartir los esfuerzos y esperanzas del inolvidable Contralmirante Federico Salmón de la Jara y de sus inmediatos sucesores imbuídos también en el esfuerzo de sacar adelante la Historia Marítima del Perú, obra señera que fue motor y guía de las primeras décadas de nuestra querida institución. 
Lamentablemente, señor presidente, mis problemas físicos de motricidad no me permiten participar como quisiera de las diversas actividades del Instituto. Por eso, estimado Almirante, por su alto intermedio quiero hacer llegar a nuestros colegas miembros de número mi condolencia por la irreparable pérdida que acabamos de sufrir.
Hago propicia la oportunidad, señor Almirante, para reiterarle los sentimientos de mi más alta estima y amistad personal.
Atentamente, 
Héctor López Martínez

miércoles, 29 de marzo de 2017

https://www.aciprensa.com/noticias/fallece-el-p-armando-nieto-emblematico-sacerdote-jesuita-e-historiador-en-peru-61835/
Fallece el P. Armando Nieto, emblemático sacerdote jesuita e historiador en el Perú
Principio del formulario
Final del formulario

P. Armando Nieto Vélez / Crédito: Flickr del Ministerio de Defensa del Perú
LIMA, 27 Mar. 17 / 01:56 pm (ACI).- Este lunes 27 de marzo falleció en Perú a los 85 años, el P. Armando Nieto Vélez, un querido y destacado historiador jesuita de impecable trayectoria evangelizadora y académica.
El recordado presbítero falleció en una clínica limeña luego de sufrir una isquemia cerebral (interrupción del flujo de sangre a una parte del cerebro).
Un sacerdote jesuita explicó a ACI Prensa que la salud del sacerdote había desmejorado considerablemente desde la semana pasada por lo que fue ingresado al centro de salud.
Sus restos serán velados en el Salón Verde de la Parroquia de Fátima en Miraflores (Av. Armendáriz 350) a partir de las 6:00 p.m. Mientras que la misa de cuerpo presente se realizará el miércoles 29 de marzo a las 3:30 p.m.
El Padre Armando nació el 24 de octubre de 1931 en Lima. Hijo de Armando Nieto y Rosa Vélez, estudió primaria y secundaria en el Colegio de La Inmaculada de esta capital, regentado por sacerdotes jesuitas. Cursó estudios de Historia y Derecho en la Facultad de Letras en la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Tuvo como maestros a José Agustín de la Puente Candamo, Guillermo Lohmann Villena, Raúl Porras Barrenechea, Luis Bedoya Reyes y Manuel Belaunde Guinassi.
En 1956 ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús. Se graduó como Bachiller en Filosofía en la Universidad Alcalá de Henares (Madrid) y como Licenciado en Sagrada Teología en la Facultad de Filosofía y Teología Sankt Georgen en Frankfurt am Main, en Alemania.
El 28 de agosto de 1964 fue ordenado sacerdote en la Catedral de Frankfurt. Retornó al Perú en 1966 y dictó cursos de latín, griego e historia del Perú. Luego empezó un desarrollo educativo y pastoral que le permitió ocupar grandes responsabilidades y publicar importantes obras.
Legado histórico
El P. Nieto ha sido docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Asesor Histórico de la Secretaría de Defensa Nacional, Presidente del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú, Director del Instituto Riva-Agüero, Presidente de la Academia Nacional de la Historia y de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, distinguido miembro de número del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, entre otros cargos.
Entre sus principales obras se encuentran Contribución a la Historia del Fidelismo en el Perú, La acción del Clero en Colección Documental de la Independencia del Perú, La Iglesia Católica en el Perú en Historia del Perú, Francisco del Castillo. El Apóstol de Lima, coautor, junto con Julio J. Elías Murguía, del Tomo VI, vol. 2, de la Historia Marítima del Perú. La República, 1850 a 1870, Conflicto peruano-ecuatoriano, 1858-1859, Lima, 1976.
El P. Nieto, señalan algunos entendidos, ha permitido comprender que el Perú “es fruto de un proceso de mestizaje entre lo mejor de la herencia española y lo mejor de la herencia inca, que el Perú es una síntesis viviente que se ha forjado al calor del anuncio del Evangelio”.
Para el historiador Rafael Sánchez-Concha, el legado más importante del P. Nieto “es la difusión de la historia de la Iglesia y el conocimiento del desarrollo de la compañía de Jesús en el Virreinato, especialmente a través del ejemplo de Francisco del Castillo, siervo de Dios limeño. Así como el buen manejo del conocimiento de la independencia del Perú”.
José Gálvez, director de la Enciclopedia Católica de ACI Prensa, y quien también recibió las enseñanzas del sacerdote historiador, afirmó que “como profesor tenía la facilidad de despertar el interés en el alumno”.
“Él tenía la frase: no dejen enemigos a la espalda. Quiere decir, estudien todo lo referente al tema para que en el futuro no vayan a entrar con errores o vayan a entrar con imperfecciones”, recordó.

En un discurso del 15 de julio de 1988, el Padre Armando Nieto afirmó que para él “la historia no es la mera transmisión de datos, sino la lección viva del amor patrio que nos hace vivir unido a la comunidad humana. Queremos comprender el pasado, para comprender mejor el presente, para actuar mejor en el futuro”.